notas, impresiones, imágenes (itinerario 2: lavapiés -centro)

15.30 Subimos por la calle Amparo. En la plaza de Cabestreros hacemos un alto, y explicamos la remodelación de la plaza. Lo que era una plaza animada de barrio, ha sido transformado en un lugar inhóspito, una lámina de cemento con algunos arbolitos que no tienen mucho futuro. Debajo, un parking para coches. Reanudamos la marcha hasta La Barraka, una casa okupada donde queremos visitar una de las formas más antiguas de construcción: el tapial. Después de la explicación teórica que nos ofrece Enzo, de Arquitectos sin Fronteras, entramos en la casita de dos plantas con el patio interior con escaleras de madera.

16.15 Atravesamos por la calle de la Cabeza y la calle Olmo. La lluvia de la mañana ha dejado paso a un cielo nublado, donde empieza a salir un tímido sol. Llegamos al centro social autogestionado Casablanca. Están de fiesta, porque cumplen un año desde la ocupación. Antes estuvieron en otras sedes: el palacio Malaya en la calle Atocha, o La Alarma en Bernardino Obregón. Sergio nos explica porqué se okupó este edifico de modernas viviendas, que estaba vacío. En los dos patios de la planta inferior el ajetreo de gente preparando el pasacalles y la fiesta de esta noche no cesa. El grupo ha aumentado y ahora somos más de veinte personas quienes celebramos el paseo de Jane.

17.00 Plaza de santa Ana. A esta hora la plaza está ocupada por las terrazas de los bares y cafeterías de los bajos de los edificios instalados en la plaza. Los grupos de turistas se destacan entre la marea de gente, especialmente frente al teatro español, con su hermosa fachada. Nos reunimos alrededor de la estatua a Federico García Lorca. Rodrigo, del grupo Autoconstrucción, nos explica que no hay una normativa municipal que obligue a que las plazas sean homogéneas: con el piso duro, sin árboles ni flores, sin bancos públicos, sin fuentes donde el paseante pueda refrescarse, sin urinarios. Este modelo impuesto y repetido en tantas plazas –Cabestreros, Sol, Ópera, plaza de las Cortes- es una petición de quien contrata las obras: el ayuntamiento de Madrid. El diseño de la plazas no es aleatorio, y tiene sus causas económicas –la plaza convertida en escaparate para presentar productos comerciales, como automóviles o fiestas de radio fórmulas- y de control social –para facilitar las redadas anti-inmigrantes a la policía.

(más fotos aquí)

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: Notas, impresiones, fotos… del paseo de Jane | arquitecturas de la necesidad AUTOCONSTRUCCIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: